Forma de consumo del Colágeno

Hoy en día la industria farmacéutica ha puesto a la venta múltiples productos no naturales, que aportan colágeno a nuestro cuerpo, y los encontramos de la siguiente forma:

 

1. Colágeno hidrolizado líquido. Mejora notablemente la apariencia de la piel, uñas y pelo. Uno de los beneficios de consumir colágeno hidrolizado líquido es que el cuerpo lo absorbe rápidamente.

 

2. Colágeno para inyectables. Este tipo de colágeno se utiliza principalmente para corregir los volúmenes faciales al implantarlos debajo la piel, y disminuir las arrugas más profundas.

Al aplicarlo en la dermis, el cuerpo lo asimila fácilmente y lo acepta como propio, por lo que los resultados son casi inmediatos.

3. Colágeno en membranas. Estas membranas son de colágeno de origen bovino y equino. Se utilizan como relleno de cavidades y como regeneradores, por lo que se colocan en oído, garganta y nariz si es necesario; así como en los dientes cuando hay cirugía dental o en otra parte del cuerpo cuando los médicos realizan cirugía plástica.

 

4. Colágeno oral. Disminuye la producción de estrógenos, sobre todo en la pre-menopausia. Además de que protege las articulaciones al estimular la síntesis de líquido sinovial, lo que ayuda sobre todo en problemas reumáticos y desgaste de las articulaciones por sobre peso.

 

5. Colágeno en cosméticos. Los geles de origen marino o colágeno natural son similares al colágeno humano; por lo que al tocar la piel se fracciona en pequeños péptidos lo que mejora la penetración en la epidermis.

Por eso este tipo de colágeno se utiliza en muchos y diferentes tipos de cosméticos; desde tratamientos capilares hasta corporales.

INFORMACIÓN

ATENCIÓN AL CLIENTE

CUENTAS

CUENTAS

© 2015 Coloidales Duché S.A. de C.V.. Todos los derechos reservados.